martes, 26 de julio de 2016

HEMOS VISTO "THE KILLING JOKE" Y ...


Hemos conseguido permanecer despiertos todo el metraje, que ya es algo.

Pocas veces antes una película de animación había despertado tantas expectativas, llegando a estrenarse por una noche en cines en USA y México y teniendo incluso que añadir un pase mas en Estados Unidos debido a la demanda de entradas.

Los fans queríamos ver como el maestro Bruce Timm ponía en imágenes en movimiento una obra con una trascendencia y una fuerza visual tan acusadas y hemos obtenido una hora y cuarto de aburrimiento, siendo generosos.

Porque no sólo el prólogo y la subtrama centrada en Batgirl  condicionan la película convirtiendo en protagonista de la misma a un personaje que en la obra original nunca pasó de ser un añadido, sino que la parte que adapta propiamente la obra maestra de Alan Moore y Brian Bolland se hace pesada allá donde su referente no sólo es ágil sino terroríficamente insana, capturando y asentando toda la esencia de un personaje como Joker.

Y puede que el mayor problema de la película venga de las mejores de las intenciones, porque lo cierto es que la misma es absolutamente fiel a su original literario. Tanto que es una de las cosas que más juegan en su contra.

Porque aunque medios hermanos, el cómic y el cine (sea o no de animación) no utilizan el mismo lenguaje, y allá donde Bolland triunfa y transmite como pocos, la película se queda en una triste copia carente de imaginación y de personalidad lastrada también por una animación que no es precisamente la mejor que hemos visto en una producción de la división animada de Warner Bros.

Pero la puntilla a todas estas sensaciones viene precisamente al final.

La gran secuencia. ESA SECUENCIA de la que todo el mundo ha hablado, habla y seguirá hablando y que constituye una de las razones por las que el cómic ha pasado a la historia del medio, sin Bolland a los lápices se queda en un mal chiste (nunca mejor dicho) que no deja lugar a ningún tipo de interpretación como si lo hace (¡y de qué manera!) esta maravilla que veis a continuación.



Si hasta ahora la división animada de DC nos había ofrecido obras excelentes, notables o como mínimo entretenidas, con esta adaptación de The Killing Joke se han dado su primer batacazo creativo y ha sido precisamente con una de las adaptaciones que en teoría, más se deberían haber prestado al lucimiento de los responsables.

Y ese en teoría hay que subrayarlo, porque hay veces en las que las cosas simplemente no son adaptables. Y este es el caso.

Sea como sea, como siempre decimos: ved la película porque esto no deja de ser una opinión personal condicionada además por muchos años de reverencia a la obra original. Pero como es obvio, nos resulta imposible dejarla mentalmente a un lado para juzgar la película sin prejuicio alguno.

Es posible que el espectador casual o recién llegado la disfrute. El aficionado veterano, la padecerá.








0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada