8 dic. 2016

NOVEDADES DE ECC COMICS PARA ENERO DE 2017. PRIMERA TANDA.


Entrando ya en su quinto año como la casa de los héroes DC en nuestro país, ECC Ediciones cambia su modo de anunciar sus novedades a partir de este próximo mes de enero.

A partir de ahora, serán dos los comunicados mensuales de la editorial con respecto a sus nuevas publicaciones comiqueras, por lo que tendremos una doble cita en nuestra tienda favorita cada mes.

En esta primera tanda cabe destacar el inicio de la publicación de All-Star Batman en formato de grapa y el hecho de que por primera vez en nuestro país, a excepción de algún que otro especial, Detective Comics tendrá su propia cabecera mensual. Y fuera de nuestro personaje más querido, la saga de El Cuarto Mundo de Jack Kirby al fin verá la luz en un formato acorde con la relevancia de la obra, además de un montón más de sorpresas que os invitamos a descubrir en el comunicado completo que os dejamos a continuación:

ACTUALIDAD EDITORIAL: INJUSTICE AÑO UNO INTEGRAL.


Por mucho que nos queramos estar quejando continuamente, que es algo que va en el ADN del lector de cómics, vivimos una época maravillosa para nuestra afición.

No sólo tenemos estrenos cinematográficos cada dos por tres con adaptaciones de una calidad que jamás habríamos soñado, sino que el mercado impreso pone a nuestra disposición cada vez más y más títulos en nuestro idioma.

Y de esto último es de donde suelen proceder la mayoría de nuestras quejas. Que si el precio, que si la edición, que si el color, que si la rotulación, que si se sacan demasiados títulos ... No vamos a decir que todo sea perfecto, por supuesto que no, pero ¡demonios! nadie te obliga a comprar pero siempre tendrás la opción de hacerlo cosa que tradicionalmente en este país no sucedía.

Sin embargo, esta (bendita) proliferación de publicaciones lleva implícitas una serie de ... Llamémoslas contrariedades.

En nuestro caso, al estar especializados en Batman y empeñados además en seguir todo lo que se publica sobre el personaje para estar ya no al día, sino al segundo,  no tenemos más remedio que dejar de lado no sólo estupendos cómics de otras editoriales sino cómics de la propia DC y aún del propio personaje en el que este tiene un protagonismo simplemente relativo. O al menos, lo parece.
Hubo un tiempo en el que fueron los mejores amigos. Pero en esta línea temporal, ya no.


Seamos sinceros: estar al día en los cómics de Batman hoy por hoy para un lector es un trabajo 24/7 y siempre hay cosas que te pasan por debajo del radar.

Tal es el caso de esta Injustice, que además, al provenir de un videojuego siempre queda el recelo de si no se estará publicando algo mediocre para simplemente aprovechar el nombre y el éxito del mismo, cosa cada vez menos habitual como podréis comprobar en nuestras reseñas de los cómics basados en la saga Arkham.

Así pues, dejamos pasar las grapas, dejamos pasar los recopilatorios, pero después de leer en mil y un sitios las críticas positivas que estaba obteniendo esta serie, este integral no pudimos dejarlo pasar.

Y hete aquí que tras leerlo caemos en la cuenta de que en efecto estábamos dejando pasar una joya.

El planteamiento de la serie no es el más novedoso del mundo (¿hay algo novedoso ya en el género?): los superhéroes (algunos) toman consciencia de su poder y deciden intervenir en el curso de la historia humana, poniendo a la Tierra bajo sus dictados.

Hasta aquí bien. Esto ya lo hemos leído un par de veces.

Sin embargo es en el desarrollo de la trama en la que el guión urdido por un colosal Tom Taylor gana por la mano a la mayor parte de las propuestas similares anteriores.

Los pensamientos de Batman nos ponen en contexto.


Hagamos un pequeño resumen evitando la mayor cantidad de spoilers posible, cosa que no es fácil en una serie en la que los golpes de efecto se suceden continuamente.

Superman pierde a lo que más quiere en este mundo (literalmente) y toma la determinación de que el mismo está yendo por una deriva de destrucción y caos que sus poderes pueden enmendar con relativa facilidad.

Así, determina que la Tierra y los humanos deben de vivir en paz, aún a costa de estar sometidos a una voluntad y fuerza superiores como son las suyas y las del grupo de héroes que se adhieren a su causa (Wonder Woman, Flash, Cyborg, Green Lantern, Shazam ...) en un intento de fundamentos nobles y hasta elogiables, pero que no supone la mejor de las maneras de conseguir la armonía en el planeta tal y como se encarga de poner de relieve Batman, principal opositor a los métodos e ideario del kryptoniano.

Y creednos cuando os decimos que si hemos decidido no escribir una palabra más sobre el argumento es por vuestro propio bien, porque si os enfrentais a este volumen con la mínima información posible como lo hemos hecho nosotros, vais a disfrutar como pocas veces de todos y cada uno de los giros argumentales y del profundo conocimiento que Taylor destila sobre todos los personajes que tiene a su cargo en esta colección.

Algo ha cambiado en el ambiente de La Atalaya.


Los conoce tan bien, que puede permitirse el lujo de desmitificarlos al punto de estar a un paso de romper la cuarta pared y conseguir que la historia central, cruda y que te obliga a posicionarte forzosamente, siga funcionando incluso mejor que antes.

Y ese esfuerzo que vas a hacer por ponerte del lado de Superman o del lado de Batman  (créenos: lo vas a hacer) no va a ser poco, ya que magistralmente asistiremos a situaciones que continuamente harán tambalear nuestra decisión si es que ya la habíamos tomado.

Esa habilidad para conseguir no crear buenos absolutos ni malos absolutos es el principal atractivo de una obra cuya narrativa no se resiente ni siquiera con el continuo baile de dibujantes al que asistimos a lo largo de la misma, pues a pesar de que los estilos de los mismos son bastante distintos y a veces incluso opuestos, tal es la cohesión interna del argumento y su capacidad de enganchar al lector que os aseguramos que la mayor parte del tiempo ni os habréis dado cuenta del cambio de dibujante.

Y aunque los principales valedores de cada postura son los mencionados World´s Finest, estamos ante una obra coral en la que podremos disfrutar de las sensaciones y contradicciones internas de cada uno de los personajes que intervienen, tan abrumados como el lector ante la disyuntiva de tener que tomar una  postura ante unos hechos de una magnitud tan tremenda.

Una historia que te agarra (y de qué manera) desde la página uno y a no ser que tengas algo verdaderamente urgente que hacer, no te va a soltar hasta la última que, como podréis deducir, ni mucho menos da carpetazo a la historia sino que nos emplaza a acompañarla a través del segundo año y sucesivos.

Alguien está interpretando el mensaje de Superman de una forma equivocada.


Una continuidad alternativa que una vez más, parece querer demostrar que cuando los autores están libres de ellas es cuando pueden dar lo mejor de sí mismos, hecho que en no pocas ocasiones le hace a uno como lector plantearse hasta qué punto sigue siendo válido o simplemente eficaz el tan traído y llevado canon en una época en la que las adaptaciones y las libertades creativas están a la orden del día (muchas veces sin sentido ni criterio alguno) dados los múltiples medios a los que se ven trasladados nuestros personajes favoritos en estos tiempos de culto al ocio.

Por nuestra parte, no vamos a dejar escapar ni locos las historias que siguen a este año uno, y esperamos y deseamos que ECC Ediciones retome este tipo de publicación integral para los sucesivos porque es la mejor de las maneras de subirse a un tren que no podemos dejar pasar para los que hemos llegado algo tarde al apeadero.

EDICIÓN ORIGINAL: Injustice:Gods Among Us núms. 1-12 USA, Annual 1 USA
FECHA PUBLICACIÓN: Septiembre de 2016
GUIÓN: Tom Taylor
DIBUJO: Alex Gimenez, Bruno Redondo, David Yardin, Jheremy Raapack, Jonas Trindade, Kevin Maguire, Mike S. Miller, Neil Googe, Tom Derenick, Xermanico 
FORMATO: Cartoné, 432 págs. A color.








5 dic. 2016

ACTUALIDAD EDITORIAL. GRANDES AUTORES DE BATMAN: INTERCAMBIO.


Lo habitual en esta colección en la que ECC Ediciones  recopila las distintas obras que sobre Batman han creado grandes nombres del mundillo del cómic es que esté dedicada o bien a la figura del guionista de la obra, o bien a un equipo creativo de guionista y dibujante que han marcado una época editorial, así pues de primeras resulta llamativo que el presente volumen de GAB tenga como reclamo principal el de su dibujante John Bolton y no el de su guionista Devin Grayson.

Sin embargo un análisis más en profundidad hace que nos demos cuenta del por qué de esta decisión, y es que nos sólo el estilo visual de Bolton resulta más que potente, sino que el mismo ganó un premio Eisner en 1995 por su otra aportación al mundo del murciélago en compañía esta vez de Jamie Delano por Batman:Manbat también disponible en el catálogo de ECC.

Si a ello le sumamos que el diseño que el artista creó para el traje del Caballero Oscuro en esta novela gráfica es practica y curiosamente idéntico al que el personaje luce hoy en día con motivo de Renacimiento, nos encontramos con que el momento editorial para que esta obra viese la luz en nuestro idioma parecía ser el más oportuno.

Y es que el original fue publicado allá en 2003, por lo que estamos ante un nuevo volumen inédito que deja de estarlo en nuestro país.

Y estamos también ante una historia absolutamente delirante que en lo insólito de su propuesta guarda su mayor atractivo.

La Batfamilia (de los dosmiles) tras la pista del Joker de nuevo.


Sin embargo cuando nos damos cuenta de que el verdadero protagonista del tomo no es Batman sino Joker, todo ese delirio comienza a adquirir sentido (al menos desde el punto de vista de su protagonista).

Y es que todo arranca cuando Joker descubre que tiene la boca... ¡En la nuca!

Y no. No se trata de ningún tipo de historia onírica ni de relato alegórico. De alguna forma, Joker se ha despertado en la ciudad de Londres con la boca en la nuca y quiere saber quién ha sido el responsable.

Así mientras que el común de los mortales se limitaría a volverse loco, como en este caso eso ya ha sucedido hace mucho tiempo, a nuestro amado payaso no se le ocurre otra cosa que adoptar los modos y costumbres de Batman (a su particular forma) y salir a las calles a interrogar maleantes en busca de una respuesta.

Por su parte, el murciélago arropado por Oráculo y Robin (Tim Drake en este caso) trata de averiguar qué demonios hace Joker en la capital inglesa, ya que en su delirio antes de encontrarse a si mismo en tan particulares circunstancias, la némesis de nuestro Caballero Oscuro ha asesinado a una famosa estrella del rock.

¿Queréis algo más inquietante que Joker?¿Qué tal un Joker con la boca en la nuca?


¿Suena disparatado?Y es que lo es, y se hace terriblemente difícil hacer una reseña de una obra que depende tanto de su parte gráfica para ser entendida que a duras penas se puede explicar con simples palabras.

Como véis, el motivo de dedicar este GAB al dibujante no es ni mucho menos aleatorio, porque las ilustraciones de Bolton son las que hacen que estas piezas aparentemente inconexas encajen y que al final una propuesta que sobre el papel parece un cúmulo de ideas deslavazadas se convierta en un volumen atractivo y coherente con una parte visual terriblemente potente.

Complementando a la obra principal, nos encontramos con un relato corto igualmente ilustrado por John Bolton con guión de Ann Nocenti que tampoco deja de lado la vertiente más escabrosa y retorcida de la historia principal, convirtiendo a ¿Batman y a Catwoman? en piezas de algún tipo de negocio turbio de tantos como tienen lugar a diario en la ciudad de Gotham.

Si tenemos que resumir con una palabra esta propuesta editorial, la tenemos muy clara: diferente.


EDICIÓN ORIGINAL: Batman / Joker: Switch USA, Batman: Gotham Knights núm. 38 USA
FECHA PUBLICACIÓN: Noviembre de 2016
GUIÓN: Ann Nocenti, Devin Grayson
DIBUJO: John Bolton 
FORMATO: Cartoné, 80 págs. A color.


1 dic. 2016

ACTUALIDAD EDITORIAL. BATMAN NÚMEROS 52,53,54 Y 55.


O lo que es lo mismo, las cuatro últimas entregas por parte de ECC Ediciones de la era New 52 de Batman, que equivale a decir la despedida de Scott Snyder y de Greg Capullo de la serie tras estar al pie del cañón de la misma desde el primer número.

Y os somos sinceros, hay algo de tristeza en esta reseña porque ambos autores han logrado una dinámica y un cosmos propio dentro del todo establecido a la altura de las grandes etapas del personaje.

Scott y Greg ya están junto a O´Neil, Adams, Englehart, Rogers, Grant o Breyfogle en el Olimpo de etapas creativas de Batman que ningún fan que se precie debería perderse.

Y lo mejor de todo es que lo hemos vivido en directo.

Por edad es la segunda vez que hemos podido ver mes tras mes como se escribe (y se dibuja) un capítulo más de una leyenda, tras haber asistido a la evolución del personaje a manos de Alan Grant y Norman Breyfogle en los ya lejanos años 90 y el mero hecho de pensar que ha de transcurrir tanto tiempo hasta la próxima ocasión, nos pone un poco los vellos de punta. Se que alguno añadiría por en medio la etapa de Grant Morrison, pero disculpadnos que nosotros no la consideremos a semejante altura. Pero dejémonos de batallitas y analicemos (siempre sin destripar) lo que dan de si estos últimos cuatro cuadernos de la edición española de la serie.

El número 52 de la serie que contiene a su vez el número 49 de la serie original de Batman y de Detective Comics, bien podría titularse Batman Vuelve en lugar de Superpesado parte 8, ya que en él asistimos al regreso de Bruce Wayne a su statu quo tradicional merced a una máquina que él mismo diseñó para este tipo de situaciones (¿cómo no iba a tener Batman un plan B?) y que pone al límite la resistencia física y mental del multimillonario favorito de Gotham, jugando de paso con las posibles realidades en las que existe un Batman. Todo ello ante la inicial negativa de un Alfred que se muestra más padre que nunca, y que de ninguna forma quiere que su hijo vuelva a una vida de tormento y sacrificio.

Pero de nada sirven sus súplicas. Batman a vuelto y está dispuesto a terminar con el reinado de terror de Bloom.



Por su parte, en el episodio dedicado a Detective Comics continúan las aventuras de un Batgordon más detective que nunca, pues los asesinatos que dieron inicio en la anterior entrega se siguen sucediendo y Gordon y Bullock encuentran un patrón común en todos ellos: la obsesión por personajes históricos pioneros.

En una trama que nos trae a la cabeza nombres como los de Seven o de nuevo El Silencio de Los Corderos, el misterioso asesino sigue sembrando la ciudad de cadáveres con una malsana obsesión por los acontecimientos históricos que incluso le lleva a representar un desfile militar por mitad de Gotham valiéndose para ello de cadáveres uniformados.



El número 53 de la edición española es un especial de 96 páginas que incluye los números 50 de ambas series, que a su vez en su edición original también fueron números con más páginas de las habituales para celebrar una cifra tan redonda.

Continuando con la trama de Superpesado, en esta parte 9 ya asistimos a las evoluciones de un Batman absolutamente renovado física y espiritualmente, ya que este nuevo Bruce Wayne no sólo ha recobrado la memoria, sino que merced a la exposición al dionesium que le trajo de nuevo a la vida, su cuerpo se ha curado completamente de antiguas lesiones (e incluso cicatrices) permitiéndole ser el Batman más efectivo y contundente de toda su carrera, lo que les viene al pelo a Gordon y a su pequeño ejército de Batarmaduras,que se ven ampliamente superados por un Mr. Bloom que está devastando toda la ciudad.

Y es en este número donde merced a la intervención del joven Duke conocemos al verdadero cerebro detrás de todo este entramado, cuyo nombre obviamente no os vamos a desvelar aquí porque queremos que lo descubráis por vosotros mismos a lo largo de la lectura. Lo que si podemos deciros es que se trata de un giro de guión de esos que no te esperas ni por lo más remoto.

Finalmente, y teniendo que recurrir a la ayuda de nada menos que un robot gigante, Batman es capaz de terminar con la amenaza de Mr Bloom y todos asistimos al momento en el que las aguas vuelven a su cauce.

James Gordon vuelve a ser el comisario de la policía de Gotham, y Bruce Wayne vuelve a ser el oscuro vigilante con el que guarda una secreta relación de amistad tal y como todos conocemos.
Sin embargo, hay alguien que no está tan feliz como nosotros de este giro en los acontecimientos.

Y es que si bien Julie Madison terminó por ser fundamental en el regreso de Bruce Wayne a su actividad original, nadie puede impedir que el feliz tiempo que pasó junto al amnésico millonario sea ahora un bello y ya lejano recuerdo.



En Detective Comics, Gordon y Bullock siguen tratando de dar caza al asesino obsesionado con los hechos históricos que lleva tres números poniéndoles en apuros, y gracias a las dotes detectivescas de ambos puestas en conjunto (y a un par de palizas, todo hay que decirlo) consiguen dar con el escondite del maníaco justo antes de que este proceda a realizar otro de sus asesinatos rituales , poniendo fin así a las andanzas del criminal.

Complementan este extenso número una particular historia en la que a través de homenajes a portadas clásicas del personaje, un puñado de dibujantes de primerísima fila (Rafael Albuquerque, Kelley Jones, o Chris Burnham entre otros) narran una breve historia escrita por Peter J. Tomasi en la que Batman narra su día a día en Gotham a su mejor compañero en las lides superheróicas. Obviamente hablamos de Superman.



Hablamos ya del número 54, que reproduce los números 51 de las dos cabeceras de Batman.

Y hablamos ya con toda propiedad del canto del cisne del tándem Snyder/Capullo al frente de la colección, pues en la parte que reproduce la edición original del número correspondiente a la serie Batman, Scott Snyder decide recrearse en una noche tranquila para el Caballero Oscuro. Alarmado por un apagón en toda la ciudad, nuestro héroe la recorre sumido en sus pensamientos y acompañado por las palabras del columnista del Gotham Gazette responsable de la columna "Gotham es". Y este recorrido sirve para hacer un repaso de forma alegórica a lo que han sido estos 51 números para ambos artistas. Nos recuerdan que las cosas han vuelto a su sitio mostrándonos incluso a un Alfred con ambas manos intactas, nos muestran como la relación entre Batman y Gordon sigue siendo la que conocemos y amamos, como Arkham sigue siendo el mejor lugar de la Tierra para enjaular a la fauna criminal que puebla la ciudad (si quieres que se escapen al menos una vez por semana), nos recuerdan la que quizá vaya a ser su aportación más duradera al universo del personaje (El Tribunal de los Búhos) e incluso se permiten dejar una nota de optimismo en una ciudad y ambientes siempre oscuros y sórdidos.
Es como una carta de despedida hacia los personajes y hacia el lector. Como un guiño que los autores nos hacen diciéndonos ¡Ey! ¡Lo hemos puesto todo patas arriba pero descuidad, que vuestro héroe y su mundo siguen intactos!

Y lo cierto es que siempre es algo de agradecer, cansados como estamos de que no
 pocos autores pretendan redescubrir la rueda cada vez que se ponen al mando de una colección regular. Snyder y Capullo sólo han pretendido contarnos una historia de Batman. Una muy larga y muy azarosa, con altos, con bajos, con aciertos , con errores ... Pero una inolvidable a la que desde esta página le tendremos siempre un cariño muy especial porque además de su aportación al universo Batman, es la que nos ha acompañado en estos tres primeros años de Gotham City Informer.



Por su parte, Detective Comics número 51 nos trae la primera parte de la última aventura de Gordon dentro del traje de Batman. Como sabemos, esta versión de nuestro querido comisario fue marine antes que policía y algo se remueve desde su pasado para hacerle recordar aquellos días.

En Nuestro Gordon en Guerra, un truculento asesinato llama la atención de nuestro protagonista, que al tirar del hilo del mismo, descubre que algo que debería de haber quedado (literalmente) enterrado en el desierto de Afganistán durante sus años en el ejército, no tiene la suficiente arena encima como para estarse quieto y se ve obligado a regresar con sus antiguos compañeros a fin de averiguar qué es lo que les amenaza que proviene de su pasado común como pelotón.

Las cosas se ponen extrañas cuando descubrimos que ese pasado en común incluye el descubrimiento de un culto escondido en mitad del desierto cuyas costumbres y propósitos no eran precisamente los más recomendables del mundo ...



Y llegamos al número 55. Número con el que ECC pone fin a esta etapa de Batman Nuevos 52 y que recopila en su interior los números USA correspondientes a Batman y Detective Comics (precisamente) número 52.

Con Snyder y Capullo habiendo firmado su despedida en el número anterior, esta entrega de la colección homónima del Cruzado Enmascarado debe de ser necesariamente de transición, y lo más socorrido (e inteligente) en estos caso es recurrir a alguna historia no contada del personaje que encaje en cualquier continuidad sin alterar la misma en lo más mínimo, y esta es la decisión que toma James Tynion IV al guión y Riley Rossmo a los lápices, retrotrayéndose de nuevo a los primeros años de Bruce Wayne como Batman para mostrar una faceta humana del personaje que a menudo queda en entredicho dada la entrega del mismo a su cruzada personal.

Porque a pesar de las tribulaciones de Alfred, su joven amo (y su mayor responsabilidad) no ha olvidado quien fue un día ni de dónde viene, hecho del que de paso nos percatamos los lectores al ver cómo un nuevo enemigo amenaza con robar la posesión más preciada de Bruce Wayne, sólo para descubrir cuando lo hace que esta es ... No. Eso no os lo podemos contar. Tenéis que leerlo.



Y finalmente, la segunda parte de Nuestro Gordon en Guerra nos lleva de nuevo a Afganistán, en donde James Gordon sigue narrando lo acontecido en aquel desierto durante sus años de servicio como soldado, para descubrir que lo que les está amenazando a él y a su antiguos compañeros son ni más ni menos que los vestigios del culto que ellos mismo se encargaron (supuestamente) de desmantelar en el pasado.

Así que Gordon tendrá que recurrir a su fiel Novato si quiere salvar su vida y la de sus compañeros y enterrar definitivamente semejante atrocidad entre las dunas del desierto.

Y hasta aquí el Batman New 52.


Como ya hemos repetido varias veces, sin duda el personaje que mejor parado ha salido a nivel artístico y crítico (y de ventas) de todo este efímero reboot y al que sin lugar a dudas le esperan grandes cosas dentro de Renacimiento.

Y GCI estará aquí para contároslas, desde luego.

EDICIÓN ORIGINAL: Batman núms. 49,50,51 y 52 USA, Detective Comics núms. 49,50,51 y 52 USA 
FECHA PUBLICACIÓN: Agosto,Septiembre, Octubre y Noviembre de 2016
GUIÓN: James Tynion IV, Peter Tomasi, Scott Snyder
DIBUJO: Fernando Pasarín, Yanick Paquette, Greg Capullo, Scot Eaton, Riley Rossmo  || FORMATO: Grapa, 48 y 96 págs. A color.



28 nov. 2016

ACTUALIDAD EDITORIAL. BATMAN: EUROPA.


Largos años ha estado en el limbo de las obras propuestas este Batman: Europa que ahora ECC trae a nuestro idioma.

Nada más y nada menos que doce desde que se hizo el anuncio de su publicación por primera vez y tras una tentativa de nuevo fallida en 2011, no ha sido hasta este 2016 que ha visto al fin la luz.

Publicada en USA en cuatro números desde enero a abril de este año, a nosotros nos llega en un solo volumen mucho más acorde con el tono y la idiosincrasia general de la obra, ya que su disposición y planteamiento invita mucho más a la lectura de la misma como un todo unitario que a su lectura serializada de manera mensual.

¿Y qué es lo que cuenta finalmente Batman: Europa después de tanto tiempo de espera?

Pues la obra parte de una premisa que ya hemos leído más de dos veces en un cómic de Batman  o de cualquier otro héroe: este es infectado por un virus desconocido y tiene que dar con la cura del mismo antes de que acabe con su vida, lo que le llevará en un principio a viajar desde Gotham a Berlín.



Y es en esta hermosa capital dónde la historia da el giro sobre el que pivotará el grueso de la narración y lo que la hace destacar por encima de otros planteamientos más o menos similares ya que las investigaciones de Batman le llevan a encontrarse en la capital alemana nada más y nada menos que con Joker, lo cual hace que las sospechas del lector de inmediato miren en una única dirección.

Sin embargo, no tardamos en saber que lejos de ser el causante del estado actual del Caballero Oscuro, el Príncipe Payaso del Crimen también se ha visto infectado por el mismo virus y también ha llegado a Berlín en busca de la cura, por lo que en adelante, la historia se convertirá en una imposible buddy movie en la que Batman y Joker tendrán que recorrer juntos otras tres ciudades europeas (Praga, París y Roma) a fin de atrapar a quién ha puesto en marcha tan retorcido juego.

Y es que a nivel de guión, más allá de conocer quién se encuentra detrás del plan demencial que sirve de excusa para desencadenar los acontecimientos, lo que de verdad se disfruta es la relación entre ambos antagonistas, dos enemigos mortales que deben tolerarse a través de todo un viaje por Europa.

Un viaje que aún resultando muy entretenido de leer, tiene sin duda su punto fuerte en la parte gráfica.


Porque con Brian Azzarello y Mateo Casali a los guiones, la plasmación de las viñetas corre a cargo de cuatro enormes artistas que dejan su impronta personal en cada episodio, conformando algunas de las más memorables páginas que hemos podido ver en los últimos años dentro de un tebeo del murciélago.

El primer número corre a cargo de Jim Lee sobre cuyo saber hacer poco se puede ya añadir, sin embargo, al trabajar en este caso sobre bocetos de Giusepe Camuncoli, su inconfundible estilo adquiere matices aún más ricos de lo que suele ser habitual, conformando una verdadera delicia para la vista al estar contemplando una suerte de "Lee con algo más".

En el segundo son las eficaces manos de Camuncoli ya en solitario las que nos invitan a recorrer una evocadora Praga que el italiano plasma con inusual maestría, dejando el número dedicado a París a Diego LaTorre que hace gala de un estilo absolutamente alucinado y alucinante que consigue que podamos casi sentir lo  mismo que siente el enfebrecido Batman en la Ciudad de la Luz a la que difícilmente le podría venir peor la definición en esta ocasión, pues LaTorre nos muestra una ciudad oscura y opresiva mucho más cerca de Gotham que de las postales que se suelen enviar desde allí.

Y finalmente, en el cuarto y último capítulo dedicado a Roma es Géral Parel de nuevo sobre bocetos de Camuncoli quien pone su particular estilo al servicio de un Batman que para la ocasión, adquiere los rasgos faciales ni más ni menos que de Clint Eastwood en un claro guiño a ese soñado fan cast en el que el actor y director de San Francisco es el protagonista deseado por muchos de la adaptación definitiva a imagen real de el Dark Knight Returns de Frank Miller.

¿Es o no es el viejo y gran Clint?


En resumen, estamos ante una de esas historias en las que viendo las dos partes que conforman un cómic el arte acaba por resultar más atractivo que la literatura, pero que puestos ambos en conjunto, se complementan lo suficientemente bien como para hacer recomendable su lectura.

A destacar la inclusión en las páginas finales de esta edición de las cubiertas originales y alternativas de las ediciones norteamericanas entre las que destaca la de Lee Bermejo por su parecido con la de su gran obra Noel, lo que nos lleva a preguntarnos, como lo hacen en el propio prólogo del libro, si dada la cantidad de años pasada entre la gestación de este proyecto y su puesta a la venta fue primero la gallina o el huevo.

EDICIÓN ORIGINAL: Batman: Europa núms. 1-4 USA
FECHA PUBLICACIÓN: Septiembre de 2016
GUIÓN: Brian Azzarello, Matteo Casali
DIBUJO: Diego LaTorre, Gérald Parel, Giuseppe Camuncoli, Jim Lee 
FORMATO: Cartoné, 144 págs. A color.




25 nov. 2016

PAUL DINI Y SU HISTORIA AUTOBIOGRÁFICA CON EDUARDO RISSO, PROTAGONISTAS DEL PODCAST DE ESTA SEMANA.


Ante todo, pediros disculpas por el tiempo transcurrido desde nuestro último programa.

Ya sabéis que a veces se junta el hambre con las ganas de comer y el resultado acaba siendo unas cuantas semanas en blanco, pero ya estamos aquí de nuevo con fuerzas y equipo renovado, ya que ante la ausencia del insigne Javier Arriola, hemos reclutado para la causa al no menos insigne David Varelux de "Pájaros en la quijotera" y la cosa ha quedado al mar de cuca.

 Por desgracia, Agustín Lobato sigue estando, pero no todo iban a ser buenas noticias.

Por primera vez si la memoria no nos falla, tratamos un cómic de rabiosa actualidad pero es que "Noche oscura: una historia verídica de Batman" recientemente publicado en nuestro país por ECC Ediciones, escrito por el conocido Paul Dini e ilustrado por el genial Eduardo Risso es simplemente, uno de los mejores cómics de Batman que hemos leído en años.

Acompañadnos en la disección de este volumen y en unas cuantas disertaciones "off-topic" más alrededor de la figura del Caballero Oscuro.









24 nov. 2016

ACTUALIDAD EDITORIAL: CABALLERO OSCURO III: LA RAZA SUPERIOR. LIBRO CINCO


Volvemos al BatMillerverso (ya hemos acuñado un nuevo término a lo tonto) con la quinta entrega de la tercera parte de la saga de El Caballero Oscuro en la que seguimos asistiendo a la lucha de un nuevamente renacido Batman contra un enemigo de proporciones potencialmente incalculables como son los kandorianos que (hasta hace poco) residían en su pequeña ciudad dentro de una botella y que han sido liberados en la Tierra revelando de paso un carácter por parte de estos extraterrestres compatriotas de Superman muy alejado del de su vecino más ilustre.

Dejábamos el libro cuarto a 37 horas de que los kandorianos pasaran al ataque si en ese plazo de tiempo las autoridades de Gotham no les entregaba la cabeza de Batman en una bandeja de plata.

Obviamente, nuestro héroe no está ni mucho menos dispuesto a ceder a semejante chantaje, y con la complicidad de la comisario Yindel y de un buen puñado de fieles, se prepara para iniciar su propia ofensiva.

Sin embargo, algo requiere de su atención antes, ya que Barry Allen (Flash) ha sido gravemente herido y sólo la tecnología de Bruce Wayne puede hacer algo por su maltrechas piernas.

Una imagen que nos es familiar.


Entretanto y tal y como vimos en el cuadernillo interior que complementaba a la anterior entrega, la Batgirl que es ahora Carrie Kelly acompaña a Aquaman por un fantástico viaje submarino con un destino que poco a poco va quedando claro: liberar a Superman.

Las cosas se ponen feas en Gotham

El plazo del ultimátum se termina y Batman, espoleado por un poco de caos que inteligentemente ha sembrado, pasa al ataque contra los kandorianos ayudado por su astucia, por el propio Barry Allen, por la colosal versión del Batmobile que usa en este universo y como no, por un poco de kryptonita que hace que los kandorianos se debiliten lo suficiente como para poder convertirse en enemigos asequibles.

Sin embargo, con todo y los kandorianos debilitados, sigue siendo una misión demasiado grande para un sólo hombre sin poderes armado únicamente con una armadura, por lo que en la última página del libro, aparecerá otro hombre ataviado con una armadura, pero esta vez, se trata de un Super hombre.

Con semejante final cualquiera no se impacienta ante la espera por el número 6.


Queda así planteada la historia para que la sexta entrega nos regale una batalla entre Batman y Superman y los kandorianos de las que se recuerdan para siempre.

El cuaderno central que complementa a todos y cada uno de los números de esta serie y que de nuevo está dibujado por Frank Miller se centra en esta ocasión en Lara, la rebelde hija de Superman y Wonder Woman, que nos muestra su lado más humano entretenida en juegos (de dioses) con un fugaz amor. Como es habitual, es de suponer que conoceremos toda la trascendencia de esta pequeña historia en números posteriores.

La historia encara su recta final (a pesar de que en USA ya han anunciado que la serie tendrá finalmente nueve números) y estamos ansiosos de conocerla entera para, después de releerla como una obra completa y sacar nuestras conclusiones sobre un evento tan esperado en la historia de nuestro personaje como está siendo este.



EDICIÓN ORIGINAL: Dark Knight III Master Race núm. 5 USA
FECHA PUBLICACIÓN: Octubre de 2016
GUIÓN: Brian Azzarello, Frank Miller
 DIBUJO: Andy Kubert, Frank Miller
 FORMATO: Grapa, 48 págs. A color



21 nov. 2016

ACTUALIDAD EDITORIAL. NOCHE OSCURA: UNA HISTORIA VERIDICA DE BATMAN.


Cuando desde ECC anunciaron este volumen dentro de las novedades de noviembre correspondientes a la línea Vertigo llegamos a pensar que se había tratado de un despiste a la hora de confeccionar el boletín que las anuncia mensualmente.

Sabíamos de la existencia de este cómic e incluso nos hicimos eco en algún momento de su publicación en USA pero por alguna razón habíamos imaginado que se trataba de una historia más al estilo de Una vida con Batman de Michael Uslan que del relato crudo y desgarrador que realmente es.

Así que no sólo su adscripción al sello Vértigo (que obviamente ya viene de la edición original) es totalmente acertada sino que es imprescindible dada la naturaleza de los hechos que se nos relatan a lo largo de estas maravillosas 128 páginas.

Páginas en las que el conocido guionista Paul Dini va mucho más allá de contarnos una historia sobre Batman y sus aventuras como nos tiene tan acostumbrados.

Acompañado de un sobresaliente y mimético Eduardo Risso, en ellas el escritor se abre en canal y nos narra su propia vida sin escatimar en detalles escabrosos (antes al revés, hace hincapié en ellos) y particularmente sin ahorrarnos detalles de uno que le marcó para siempre literal y figuradamente como fue el asalto y la paliza absolutamente aleatoria que recibió una noche en su propio barrio por parte de dos indivíduos que literalmente le destrozaron la cara.

Pero antes de todo eso, Dini ya nos ha contado su infancia.


Una infancia rodeada de personajes imaginarios y soledades en el patio del colegio que nos resulta tan endemoniadamente familiar a tantos de los que hemos crecido entregados a la pasión de la lectura y aficiones afines que no podemos evitar sentir un escalofrío al leer como el guionista describe las situaciones en las que se vio envuelto a lo largo de su niñez.

Porque Dini era un friki (en aquellos tiempos simplemente éramos "raros". Hoy en día ser friki casi está de moda), es un friki y superó el trauma que le causó ese asalto gracias a su frikismo.

Imaginaos que sois unos encendidos fans de Batman (esto no os resultará difícil) y que os ganáis la vida creando algunas de las más valoradas historias del personaje para una de las más valoradas series de animación jamás creadas no sólo en torno a él, sino en la historia de la animación en general.

Es lógico que si algún día alguien os ataca y el propio Batman no aparece a defenderos, os sintáis traicionados. Los mitómanos somos así de infantiles en muchas ocasiones.


Pero aunque el alter ego de Bruce Wayne no pudo hacer nada por salvar a Dini de aquella paliza, si que pudo hacer, y mucho, por ayudarle a levantarse física y espiritualmente en los meses que vinieron después, y una vez más vuelve a sobrecoger la habilidad del escritor para describir situaciones que más de una vez todos nos hemos imaginado.

Como en Sueños de un seductor, Batman y su cohorte de amigos y enemigos rodean continuamente al protagonista de esta obra tal y como Bogart acompañaba constantemente a Woody Allen en la película escrita por él.

Así, Batman representa el espíritu de lucha, el hombre que jamás cede ante la adversidad. Joker el nihilismo y la molicie. El espíritu que te invita a dejarte rodar por la pendiente de la derrota sin importar las consecuencias. Y por el medio, Poison Ivy desde su experiencia como femme fatale evalúa a Dini en asuntos de amoríos o El Pingüino se ofrece como guía en el descenso a los infiernos del alcohol que el autor experimentó durante una gran temporada.

Entre medias, la historia nos ofrece no pocos y jugosos datos sobre la industria de la animación y su funcionamiento interno, y convierte en personas a personajes que hemos mitificado a través de las mismas por ejemplo a Arleen Sorkin, la voz de la inigualable Harley Quinn original de los cómics.

Pero sobre todo y ante todo, alejándonos de Batman, su mitología y su importancia en las vidas de cada uno de nosotros empezando por el propio Dini, lo más destacable de esta obra es, insistimos, la capacidad para desnudarse sin pudor de su creador. Eso es lo que nos acaba llegando más adentro.

Vivimos con Paul, jugamos con Paul, crecemos con Paul y nos duele la paliza que recibe Paul y que pone su vida patas arriba.



Pero también nos recuperamos con él y volvemos a encarar la existencia junto a él y a su devoción por un universo de ficción que nos es terriblemente familiar gracias en gran parte al propio Paul.

Al repasar mentalmente esta historia para desarrollar esta reseña, no puedo evitar reflexionar durante un instante acerca de la relación de nosotros los fans con los autores.

Esos seres casi tan fantásticos e inalcanzables como los personajes y universos que crean y que es gracias a relatos como este o a afortunadas coincidencias en convenciones de cómics y lugares similares cuando se vuelven humanos y cercanos.

Cuando nos damos cuenta de que a pesar de que ellos crean sus aventuras, ellos mismos necesitan a Batman, a Superman o a Spiderman tanto como nosotros mismos.

O como cualquiera porque sin ideales o sin modelos de conducta, la vida muchas veces puede ser hasta demasiado desagradable.

Afortunadamente, existen obras como estas para hacerla más llevadera.


EDICIÓN ORIGINAL: Dark Night: A true Batman story USA
FECHA PUBLICACIÓN: Noviembre de 2016
GUIÓN: Paul Dini
DIBUJO: Eduardo Risso
FORMATO: Cartoné, 128 págs. A Color.








19 nov. 2016

TRES AÑOS DE GOTHAM CITY INFORMER.



Amigos y amigas, tal día como hoy hace tres años, Gotham City Informer se creó con la intención de hacer un modesto tributo al por entonces inminente 75 aniversario de la creación de nuestro personaje de ficción favorito.

Empezamos con una idea clara (y casi única): divertirnos.

Ni en nuestros sueños más locos hubiéramos llegado a imaginar que llegaríamos a tener 32 mil seguidores en Facebook. ¡Diablos, pero si cuando llegamos a 500 creímos que nos volvíamos locos de la alegría!

Sin embargo, sea para cinco o sea para cincuenta mil personas, el espíritu sigue siendo el mismo. Queremos realizar la mejor cobertura alrededor de Batman que nos sea posible siempre respetando al potencial lector sin exponerle a rumorología sin fundamento sólido ni a titulares engañosos.

Como implica nuestro nombre queremos informaros y no nos importa ni ser los primeros ni ser los mejores, solamente estar y si es necesario, servir de hemeroteca más que de noticiero de última hora.

También nos gusta prestarle una gran atención al arte que es lo que en definitiva ha hecho grande a este amado personaje nuestro, y es por eso que en nuestro muro todos los días tenéis la mejor selección de ilustraciones y fotografías que somos capaces de encontrar por la red, las más de las veces indicando a su autor, aunque algunas veces sin poder hacerlo ya que no disponemos de todo el tiempo que nos gustaría para investigar sobre todo el arte que compartimos.

También queremos leeros. Saber qué pensáis sobre Batman, sobre la página y sobre el mundo del cómic en general, siempre desde el respeto y lo más lejos  posible de "talifanismos".

Sabéis que en esta página jamás vais a encontrar una mala palabra sobre Marvel ni nada por el estilo. No jugamos en esa liga por más que nos pudiera reportar mucha más visibilidad de la que tenemos.

Alimentar la división y la parcialidad, es una tarea que les dejamos a otros.

Nosotros disfrutamos de todo (lo que podemos) por igual y respetamos absolutamente a todo el mundo. Eso sí, a todo el mundo que demuestre ser igualmente respetuoso. Por eso somos tan pesados al pediros mesura en vuestros comentarios. Desgraciadamente internet en general es un hervidero de odios y radicalismos escondidos en supuestos anonimatos, así que hemos decidido que en la medida que nos sea posible, aquí eso no se va a dar.

Así que ya veis. Tras 1095 días siguiendo los principios que nos llevaron a crear esta página, el resultado es que lo que en un principio iba a durar como mucho un año, ahora es el feudo de todo aquel que ame al personaje tanto como nosotros y lo seguirá siendo siempre que vosotros sigáis demostrándonos que lo que hacemos os gusta. Porque creednos, sólo lo hacemos para eso.

Sin más y como dice la imagen ¡TRES AÑOS DE GRACIAS!



NADA DE CATWOMAN EN "THE BATMAN", GREEN LANTERN ASOMA Y UN NUEVO TRAILER DE "JUSTICE LEAGUE" ANTES DE LO QUE PENSAMOS.

Vamos con una de noticias breves hoy que el tiempo lo permite.

Comenzamos con uno de los personajes secundarios del Universo Batman que más fans concentra a su alrededor.

Y es que desde la inolvidable interpretación de Michelle Pfeiffer en Batman Returns (por no mencionar a sus predecesoras televisivas)  los aficionados no nos hemos cansado de ver a Catwoman en una pantalla. Sin embargo, en la próxima película de Batman en solitario eso no va a suceder según se desprende del tweet que Erik Davis, editor de Fandango.com ha publicado con un extracto de una entrevista a Sienna Miller, candidata que sonaba para el papel de la gata y que ha trabajado recientemente a las órdenes de Ben Affleck en Live By Night:



Como leeis, deja claro que Selina ni siquiera está en el guión.

Por otro lado, y aunque se ha afirmado en repetidas ocasiones que Green Lantern no hará acto de presencia hasta la segunda parte de Justice League, según  se desprende de este informe de The Wrap, al menos un miembro de los Corps tendrá una aparición clave en la película dirigida por Zack Snyder que ya está en post-producción.

Y por último, las novedades acerca de un nuevo tráiler de la mencionada Justice League parece que no se van a hacer esperar.

Puede que incluso hoy mismo veamos algo según se puede deducir del texto de  esta foto en Instagram de Jason Inman, presentador de  de DC All Access:


Como dicen los norteamericanos: stay tuned!



17 nov. 2016

ACTUALIDAD EDITORIAL. EL REGRESO DEL CABALLERO OSCURO: LA ÚLTIMA CRUZADA.


Toca disclaimer porque en esta página el nombre de Frank Miller es reverenciado hasta cotas probablemente incluso poco saludables, y si a ese nombre le unimos el de Batman entonces nos volvemos completamente conscientes de que gran parte de nuestra objetividad a la hora de reseñar una obra suya salta directamente por la ventana.

No obstante vamos a hacer lo que podamos siendo conscientes de que vamos entregados de antemano a la obra que nos ocupa.

ECC Ediciones pone a nuestra disposición en nuestro idioma la última incursión de Miller en su particular universo batmanero, acompañado de nuevo de Brian Azzarello y con el arte de ni más ni menos que John Romita Jr. , vapuleado por muchos en su etapa en Superman (en un alarde de exceso de celo a nuestro entender) pero sobre todo uno de los artistas más identificables del panorama comiquero norteamericano de los últimos treinta años y que junto a Miller firmó esa obra maestra que es Daredevil: El hombre sin miedo.



¿Qué nos cuenta este dúo (trío) de reputados nombres del cómic USA en esta Última Cruzada?

Pues la historia de la muerte de Jason Todd que se insinuaba en el primer Dark Knight y que en el imaginario colectivo (y por fuerza) siempre hemos asimilado con Una Muerte en La Familia a falta de haber visto plasmada en viñetas la visión de Frankie de la misma.

Como todos recordamos, la mítica historia arranca con un Batman mayor que lleva años retirado de su carrera como protector de Gotham debido a la muerte de Robin y es aquí en este volumen en dónde se explica en qué circunstancias se produjo esa muerte, así que si bien en efecto sirve de preludio para la actual DKIII se trata más de una precuela de la primera parte de esta trilogía. De momento, porque esta semana el mismísimo Klaus Janson ya deja caer una cuarta y quinta partes.



La historia no es para nada complicada: diez años antes de los hechos narrados en El Caballero Oscuro, un Bruce Wayne que ya empieza a acusar el paso de los años ve como la conducta de su pupilo Jason Todd comienza a írsele de las manos.

Volvemos pues a la imagen rebelde y casi desorganizada que ha caracterizado siempre a este Robin y que hace que continuamente su mentor se plantee lo idóneo de su elección y función como escudero en tan peligrosa empresa.

La historia se vuelve a ratos intimista, con una Selina Kyle (por ejemplo) que invita a Bruce a dejar su cruzada, lo que añade un matiz apenas visto dentro de este Millerverso añadiendo así variedad al conjunto. Si en DK tenemos a un Batman iracundo, en DK2 a un Batman desatado y en All Star Batman & Robin a un Batman con un pie en la locura, aquí tenemos a una persona madura que con los pies más en el suelo que nunca, hace balance de su situación y la de su cruzada.

Pero es obvio que ese supuesto equilibrio logrado con la madurez no va a durar demasiado porque en cuanto entra en escena Joker ya nos imaginamos qué es lo que va a pasar, aunque no como.

Un Joker misterioso y manipulador. Críptico e intrigante y con las concesiones justas a la extravagancia habitual marca de la casa.



Y si hablamos de marcas de la casa no podemos dejar de mencionar la omnipresencia de los mass media cuestionando a Batman y a su determinación de usar menores en su aventura, entre otras cosas, en un guión en el que, al igual que está sucediendo con Caballero Oscuro III: La raza superior, uno no sabe nunca hasta dónde llega Miller y empieza Azzarello, pero el que esto escribe se permite a aventurar que en esta Cruzada hay más del de Hell´s Kitchen que en La Raza Superior.

En resumen, una historia sencilla sin demasiadas pretensiones pero que aún así acaba resultando muy superior a la media de las publicaciones que nos cruzamos en nuestra tienda especializada mes tras mes y que sobre todo, complementa a la perfección y enriquece aún más el universo particular que Frank Miller ha creado y sigue creando desde hace ya treinta años en torno a Batman. En otras palabras: imprescindible.

EDICIÓN ORIGINAL: The Dark Knight Returns: The Last Crusade USA 
FECHA PUBLICACIÓN: Septiembre de 2016
GUIÓN: Brian Azzarello, Frank Miller
DIBUJO: John Romita Jr.
FORMATO: Cartoné, 64 págs. A color.
















14 nov. 2016

ACTUALIDAD EDITORIAL. UNIVERSO DC: RENACIMIENTO.


Y llegó Rebirth, el segundo reinicio del Universo DC en apenas cinco años. Y llegó como no puede ser de otra manera, rodeado de polémica incluso antes de que se pudiera leer una sola línea.

Y la verdad es que con razón, no nos vamos a engañar. Porque que cada lustro cambien el statu quo de tus personajes favoritos como mínimo despista.

Se alegó para este Renacimiento que los Nuevos 52 no habían sido el éxito comercial ni de crítica que se buscaba y que los fans echaban de menos muchos conceptos de la ya tradicional continuidad Post-Crisis (en Tierras Infinitas. La de 1985, porque ya ha habido más crisis que en la propia España).

Sin embargo, y dejando aparte los números, que sabéis que no nos gustan demasiado salvo cuando aportan información realmente relevante, a nivel creativo los N52 no fueron el desastre que algunos han pregonado a los cuatro vientos.

Los engranajes del tiempo y del espacio vuelven a moverse en el UDC.


De acuerdo: hay cosas como los derroteros que tomó el personaje de Lobo por ejemplo que fueron de juzgado de guardia pero siendo ombliguistas, Batman es el personaje que salió mejor parado de toda esta aventura.

Se benefició de un equipo creativo estable durante toda esta continuidad que además supo explorar aspectos del personaje totalmente nuevos sin necesidad alguna de poner en solfa lo escrito hasta entonces. Bien es cierto que Batman no empezó de cero como si lo hicieron algunos de sus compañeros de aventuras, pero con todo la labor de Scott Snyder y Greg Capullo será recordada largamente y con buenos motivos.

Pero el caso es que hay que pasar página y como nosotros procuramos practicar el aperturismo mental siempre que nos es posible (o hace décadas que habríamos dejado de leer cómics), encaramos la lectura de este pistoletazo de salida a Renacimiento con todo el buen talante que nos ha sido posible acumular.

Y ¡Oh sorpresa! al acabar el volumen descubrimos que las críticas positivas que se habían vertido sobre la iniciativa eran, a nuestro criterio, totalmente justificadas.

Para resumiros la historia sin caer en spoilers, podemos contaros que de nuevo es Flash el que a costa de viajar a través del espacio/tiempo vuelve a poner patas arriba el Universo DC.

¿Y a quién acudes primero cuando todo va mal?


Pero será en esta ocasión el desaparecido Wally West y no su predecesor Barry Allen el que descubra que algo ha sucedido en este multiverso.

Algo o alguien ha robado diez años de la vida de los personajes DC y los ha introducido en otra continuidad (los New 52), y la misión de West es la de alertar a los héroes de lo sucedido a fin de cambiarlo todo para que todo siga igual.

A fin, si queremos, de recular a nivel editorial.

Sin embargo, y aunque la historia suene a leída un montón de veces y a excusa, es en la lectura del volumen que nos ocupa dónde se aprecian los matices que hacen que esta propuesta pase de mediocre a notable.

Porque Geoff Johns ha sabido tejer la historia de modo y manera que no se nos antoje el pegote oportuno que parecería a primera vista sino un plot twist perfectamente válido para dar de nuevo la vuelta a la tortilla del tiempo DC.

Es decir, si con las primeras Crisis funcionó la argucia ¿Por qué ahora no debería de hacerlo?

Muy sencillo: porque aquellas estaban endiabladamente bien escritas e hilvanadas y de muchas de las artimañas similares que vinieron después no se puede decir lo mismo.

Hasta llegar a este Renacimiento, en el que la historia de nuevo vuelve a estar magníficamente escrita, desarrollada y explicada y que se vale de unos recursos lo suficientemente novedosos e interesantes (sobre todo el del epílogo. Y no vamos a decir más) como para que el lector acabe con la sensación de que ni mucho menos le han tomado el pelo con un nuevo mega evento impostado, sino que el curso de los acontecimientos es lo suficientemente natural como para dar carta de legitimidad a esta nueva propuesta.

El concepto de Legado pretende reclamar de nuevo su puesto.


A falta de leer las colecciones regulares que surgieron de este volumen y de ver como se desarrollan sus premisas, la recomendación sincera que os hacemos desde aquí es la de que os hagáis con este libro y lo disfrutéis.

Pueden venir grandes cosas en el futuro si todo está hecho con tanto esmero como esto.

Y en todo caso, alejemos el fantasma y dejemos claro que no se trata de un borrón y cuenta nueva, sino de un paso más en la andadura de nuestro universo de ficción favorito.

EDICIÓN ORIGINAL: DC Universe: Rebirth núm. 1 USA (one-shot)
FECHA PUBLICACIÓN: Noviembre de 2016
GUIÓN: Geoff Johns 
DIBUJO: Ethan Van Sciver, Gary Frank, Ivan Reis, Phil Jimenez
FORMATO: Rústica, 80 págs. A color